Corazón a papel

Suscríbete

un solo hilo rojo

Foto por Aixa de López

Foto por Aixa de López

Por Aixa de López

 

Yo pensaba que era el libro que Dios quería que yo leyera para ser mejor y poder llegar hasta Él… poco a poco me he llegado a dar cuenta, de que por años leí la Biblia de manera equivocada… su fin primordial no es informar para que alteremos nuestra conducta, es iluminar la vista para transformar nuestro corazón y traernos de muerte a vida. La Biblia contiene miles de historias con multitudes de gente en sus relatos, pero todas cuentan la historia de Un solo héroe. No se supone que las leamos sueltas o sin darnos cuenta que nos apuntan a Alguien.

Por mucho tiempo viví con una ansiedad secreta de “no poder”. Finalmente al quedar agotada de tanto tratar en mi carne (=religión), me quedé tirada, pero se acercó a mí ese maravilloso Buen Samaritano, que es Jesús, a anunciarme que Él no sólo es mi ejemplo, sino mi sustituto, y que de eso se trata la Biblia. Me levantó, me sanó, pagó mi deuda, y creí. Ahora camino detrás de Él porque Él me amó antes de que a mi me interesara… No, la Biblia no es un instructivo para que alguien inmundo se limpie a si mismo para estar presentable ante el Dios Santo, porque eso es imposible. Es el relato de cómo Él siendo impecable y perfecto, bajó a la suciedad de esta tierra para limpiarnos.

«La Biblia no se trata de nosotros y lo que tenemos que hacer, se trata de Jesús y lo que hizo»…

Saber que cada página está empapada de Jesús y no de una lista de quehaceres, me acerca. ¡Este libro no se trata de mí después de todo! ¡Qué magnifica noticia para una pecadora incapaz y hambrienta!

Tratar de vivir como cristiana pensando que se está en un show de talentos, es devastador. Vivir intentando ganar puntos para «sentir» aprobación, es desgastante, así que llegar a comprender todo esto es como llegar a sumergirte en una piscina después de andar en un desierto árido que hierve.

Su Palabra no pretende maquillar nuestras tendencias depravadas, sino las revela para persuadirnos e incluso entristecernos (2 Cor. 7:10), hasta traernos al arrepentimiento y por consecuencia comenzar a vivir vidas rendidas que dan fruto y sufren una constante transformación y perfeccionamiento, ya no para ganar aprobación o puntos, sino precisamente porque hemos sido aprobados en Cristo por su vida perfecta (Rom. 8:1) . Como bien lo han dicho «Dios no te transforma para amarte, ya te ama y por eso te transforma», ese es el Evangelio.

En este mundo loco que cada vez me gusta menos, la única pomada que calma mis heridas es la contenida en esas benditas páginas de doble filo. Me diagnostican, me quiebran, me cortan, me operan, me sanan… me ponen los ojos en lo único Eterno. El único Eterno. El que ya viene. Todo pasará… Su Palabra no pasará, y Su palabra, Su Verbo, es Cristo. Mi pomada es Cristo.

Un solo hilo rojo atraviesa todas las páginas de la Biblia, de pasta a pasta: La sangre del Cordero perfecto que vino a pagar el rescate, absorbiendo el castigo que merecíamos y que regresará para finalmente llevarnos a casa.

«Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda la creación. En él fue creado todo lo que hay en los cielos y en la tierra, todo lo visible y lo invisible; tronos, poderes, principados, o autoridades, todo fue creado por medio de él y para él.»

Colosenses 1:15-16

Firma Aixa de López

5 respuestas a “un solo hilo rojo”

  1. Sara de Ruano dice:

    Mi estimada Aixa…. gracias por escribir… por compartir tus revelaciones… esas que nos llegan por su pura gracia… como dice la palabra en Efesios: según el puro afecto de su voluntad…
    Como cuando le cayó el veinte a Pedro de «quién era Él???»… Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios Viviente!!! y la respuesta del Señor…. BIENAVENTURADO!!! 3 veces dichoso!!! porque esa revelación venía directamente del Padre…
    O como cuando se me alumbraron los ojos del entendimiento escuchando una prédica en la que se comentaba que la mañana que las mujeres fueron al sepulcro para ungir el cuerpo de Jesús iban pensando quién les quitaría una roca tan pesada que tapaba la entrada de la tumba…. así que el ángel llegó justo para eso… para quitar la piedra de la entrada… y que ellas pudieran VER que Cristo había resucitado!!!! no quitó la roca para que Cristo saliera….. la quitó para TESTIMONIO… para REVELACIÓN del milagro de la resurrección… y que ese milagro era la guinda del pastel… era el cumplimiento pleno de la misión…. había muerto… y ellas no esperaban verle vivo….. pero por SU GRACIA… el ángel quitó la roca y VIERON!!!!

    Padre… quita todo obstáculo que nos impida verte y oírte!!!! queremos conocerte!!!!
    Amén

  2. Gisela Gonzalez Tardy dice:

    ¡Ansiaba tanto leer un nuevo artículo tuyo! Todos estos días, aclaro, sin intención de presionarte, revisaba mi correo para saber si me había llegado un mail de Corazón a papel, es más, le pedí a una amiga que me enviara un mail para saber si el correo de mi celular andaba bien…¡ja! ¡Un desastre yo! Bueno, al margen de mi desesperación, dejame decirte que leerte siempre es una caricia al alma. El Señor te ha bendecido con un maravilloso don y a mi con el privilegio de poder leerte. Gloria al Señor por ello. Él continúe bendiciendo tu vida y sea tu tesoro para siempre.

  3. Paola Gamarra dice:

    Gracias por escribirlo, por compartirlo, me identifica totalmente: «Por mucho tiempo viví con una ansiedad secreta de “no poder”. Hasta qué entendí por Su gracia, lo que tu ya explicaste muy bien aquí! Se trata de El, todo se trata de Él! Y nos transforma! Jesucristo lo hace, Gloria a Dios!!

  4. Joha Morales dice:

    Simplemente hermooosooo…gracias por bendecir mi vida con la palabra pastora Aixa… Gracias a ese hilo rojo podemos gozar de una vida plena y relación constante con nuestro amado Jesús!

  5. Nazary dice:

    Lo que he leido me ha transformado ahora vere la biblia de manera tan diferente a como la veia antes y el amor por mi Jesus cada dia crece mas y mas yo se que el amor que me tiene Jesus a mi jamas superara el mio hacia el:)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *