Corazón a papel

Suscríbete

quiero ser ilegal

IMG_6452Por Aixa de López

 

El tuit de un señor citaba a otro señor que dijo “El cáncer, la pobreza, la depresión, son ilegales en el reino de Dios!!!” …y después de un segundo de sentir una patada cibernética en el estómago, me incorporé y entendí: ¡no está hablando del Reino del Dios de la Biblia!… Ah… ¡que alivio! No podía ser… es de ooootro dios.

Porque es que… mi Biblia describe a un Dios que estableció su reino vistiéndose de carne y hueso, dejando de lado su Palacio eterno, para humillarse y pedir posada. (Fil. 2:6-7) No puede ser el mismo… el de mi Biblia es un Dios que no anunció su nacimiento en las paginas de la Revista Hola sino a un montón de pastorcitos con olor a oveja, olvidados en alguna loma, para dejar claro que era otro tipo de Rey. (Lc. 2:8)

Es otro Rey, de otro reino, que aprendió a trabajar con sus manos y jamás dejó soñando a nadie con porquerías materiales que se pudren y pesan tanto que no dejan correr la carrera por el camino estrecho. Es de otro Reino, uno en el cual el Rey se sienta en las gradas del templo a observar a la gente que ama, a Su gente, y que tiene rayos X en el alma para ver los corazones. Que ve a las viudas que no tienen ropa cara ni dinero para estirarse los pellejos, pero que gozosas lo aman con todo lo que tienen, y las nota y las aplaude cuando nadie lo hace. Ignora y aborrece a los que ya no saben que hacer con tanta plata y que únicamente la usan para alardear diciendo que Dios los bendice… (Lc. 21)

No puede estar hablando de mi Dios, el de la Biblia, porque Él dijo réquete claro que para los ricos es casi imposible entrar al cielo… advirtió bastantes veces que el dinero tiene la tendencia de pegarse al alma y asfixiarla. Que tuviéramos cuidado con los que nos hicieran amar lo que nos provoca dejar de amarlo a Él. Es que el dinero que se endiosa nos engaña y nos hace pensar que él es quien manda. (Mr. 10:17, Mt. 6:24)

No puede referirse al mismo, porque el Reino de los cielos del que el Rey del Pesebre y de la Cruz habló, es tan deseable que uno arriesga todo, lo vende y lo intercambia feliz, con tal de tenerlo, porque es el verdadero tesoro, el que jamás se pierde. (Mt. 13:44-46)

Si… es imposible que esos señores estén predicando del Reino del que habla mi Biblia, porque para ellos, la prueba de la aprobación de Dios es dinero y salud, pero no puede ser… porque cuando Satanás tentó a Jesús, lo que le ofreció fue exactamente eso… cosas de este mundo. (Mt. 4:9) Y los del Reino de Luz, amamos a nuestro Rey por lo que El ES, no lo que podemos obtener de Él. De hecho, nos da lo que nos da, para que le enseñemos al mundo que eso no rige nuestro corazón, y lo damos igual que como lo recibimos de Él, con gozo profundo y a menudo en secreto. (Mt. 6:3) En este Reino seguir a Dios para ver lo que nos da, se llama idolatría, y rendirnos ante Él, independientemente de lo que venga en esta vida, porque es nuestro Rey Eterno, es adoración. (Hab. 3:17)

Si el cáncer, la pobreza y la depresión son ilegales en ese reino… pues supongo que también la persecución y el martirio. ¡Uy que bueno que todos mis hermanos que están sufriendo en Irak  y todos los demás lugares, por causa de Cristo, son legales en El Reino de los Cielos! Jesús le dedicó uno de sus más maravillosos sermones justo a ellos. Que divertidos los de ese otro reino, que le llaman ilegal a lo que Él llama “dichoso”. Los “ilegales” que sufren cáncer y pobreza y depresión y que sin embargo siguen esperando en el Señor, son tan legales en El Reino del Dios de la Biblia, que se les recibe con honores al llegar a casa. (Mt. 5:10, Rom. 8:18)

Parece que en ese otro reino ofrecen atractivos premios instantáneos, como de raspe y gane y eso es lo que trae adeptos. Qué diferente al Reino, a donde se nos llama a morir y esperar, confiando en que recibiremos nuestro premio, que es Él. (Mt. 10:22 y 38)

Se debe vivir muy ansioso y con gastritis por allá, porque bueno, si tengo salud y dinero, estoy «legal» y me creo muy especial, y si pierdo algo, sea cualquiera de esas dos cosas, estoy «ilegal», …y debe ser porque hice algo para molestar a ese dios?…

Pobres. Que estresante y deprimente estar audicionando perpetuamente en un reality cósmico.

Supongo que ser ilegal en un reino que sólo dura un rato no es mal negocio. Ahorita, creo que estoy “legal”, porque que yo sepa, llevamos las cuentas al día (Sólo le debo el detergente a la vecina de enfrente que trae cosas de Tapachula) y sólo tengo un poco de indigestión, que no sé si me descalifica. Al fin y al cabo, si ese reino que tanto anuncian ellos por todos lados, sólo dura esta vida, y lo que leo en mi Biblia, es que mi alma va a durar mucho más que eso, no me interesa. ¿Y para que querrán tanta plata esos señores aquí, si no se lo pueden llevar y a donde voy hay calles de oro?

Quiero ser ilegal.

Como diría otro famoso ilegal de la Biblia, un tal Pablo, que escribió casi todo el Nuevo testamento: “si la esperanza que tenemos en Cristo, fuera sólo para esta vida, seríamos los más desdichados de todos los mortales” (1 Cor. 5:19)…(el pobre decía que varias veces le pidió a Dios que le quitara el aguijón de la carne, y Dios le contestó que con su gracia le bastaba… y salía de una paliza para entrar a otra, y murió en prisión! -2 Cor. 12-) …a ver si entiendo… ellos dicen que se trata de riqueza y salud aquí. Jesús dice que se trata de un Reino eterno, a donde se llega a gozar perfección de espíritu y cuerpo junto a Él. (Ap. 21:1-4) Ellos dicen que ser pobretón y enfermo es ser disdichado, y Jesús dice que son dichosos los pobres de espíritu y los que lloran. (Mt. 5) Definitivo. Ese es otro reino.

Tan bueno y precioso el Dios de la Biblia al que he llegado a amar, que me ama en días buenos y en días malos. (Sal. 100:5) Leo sus palabras y cada día estoy más segura que todo lo que viene a mí: escasez y montones de chunches, sinusitis y días sin alergia, funerales y baby showers. TODO, es ganancia en sus manos porque lo usa para esculpirme para que me parezca al Rey Jesús. (Rom. 12:2, Rom. 8:28) Él es lo mejor que tengo y no lo que me da. (Sal. 73) Que diferente. Que lindo. ¡Hay, que dicha ser ilegal…!

 

Aixa de López está…

En Twitter, en Facebook, en su Blog

 

Firma Aixa de López

3 respuestas a “quiero ser ilegal”

  1. Juan Carlos Solorzano dice:

    Dios te siga usando Aixita,tambien soy ilegal!!!

  2. Isabel Espinoza dice:

    No hay nada más reconfortante que tener amigos que entiendan porque ser ilegal es un alivio! Te quiero Aixa y me siento orgullosa de ser tu amiga!

  3. Paola Gamarra dice:

    Amén! Sí, somos del reino «Bástate mi gracia porque mi poder se perfecciona en tu debilidad»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *