Corazón a papel

Suscríbete

Potencial para belleza

Mis respetos al diseñador que hizo esto! fíjense de qué están hechas las flores...

Me tomó unos 30 y pico de años averiguar que nací para contar historias. Historias habladas, dibujadas, escritas… porque, en realidad, toda mi vida me ha fascinado escucharlas. Me gusta ponerle atención a los detalles y más me gusta re-contarlos. Puedo recordar cosas que la mayoría ha olvidado porque jamás les importó lo suficiente. Puedo recordar el nombre de famosos de los 70s… Ray Conniff, Roger Moore, Peter Sellers… y recuerdo líneas y canciones de películas que muchos ni siquiera han visto! –“you have to pick a pocket oooor two”– de Oliver… musical.

¿Quién sabe para qué? jaja

Maravilla, que Dios que sabe combinar todo lo que uno es para usarlo, y ahora, de algún modo, mi fascinación por las historias, forma parte de mi trabajo. Y me toca escuchar. Mucho.

He tenido un par de días llenos de historias impresionantes. Podría (y planeo hacerlo) dedicar una publicación a cada una. Tengo historias para tirar con onda y eso que voy solamente comenzando una carrera que espero, dure toda mi vida.
Escucho de todo… y ninguna historia es igual, pero todas tienen algo en común: potencial para belleza.

Hoy mismo mientras venía de regreso de oír la más reciente, venía orando para poder sobreponerme a mi manera tan finita de ver los casos.
Como con Dios se vale ser 100% sincera, pues aprovecho a decirle en voz alta (máxime si voy sola, igual, Él ya lo sabe…) y le dije que le agradecía porque donde yo miraba desastre, ciclos que nunca terminan, abusos, negligencia, dolor, herida sobre herida y vergüenza,  Él miraba potencial para convertir aquello en un monumento de gloria… ¡cómo me consuela estar segura de que ningún enredo nuestro le asusta ni le resulta complicado, ni difícil, mucho menos imposible! Fiiiuuu… que alivio.
Ningún desastre humano puede terminar con una historia escrita en el cielo. Imposible, porque al amor nadie le gana y cuando uno entrega los desastres en las manos de Dios, Él sabe, no sé cómo, transformarlos en obras de arte. Hace cosas bellas de desperdicios, de tierra, de basura, de prófugos, de mentirosos, de estafadores, de asesinos, de prostitutas… la palabra clave acá es entregar. Es renunciar a dirigir el curso de tu historia para darle permiso a Él de exigir cuentas y ordenar, tirar, desempolvar y sacar a la luz lo que estaba enmoheciéndose y causando ese mal olor por dentro.
No es operación sencilla o indolora, pero no es imposible. Ninguna historia es caso perdido en Sus manos. Todo lo que Dios termina con belleza, comienza en desastre…
“Cuando Dios comenzó a crear
el cielo y la tierra,
la tierra no tenía forma,
ni había en ella nada
que tuviera vida.”
Génesis 1:1-2

Si tienen chance, escuchen “Tu haces cosas bellas, del polvo” de Gungor. (yo podría escucharla mil veces… y de paso, yo quería que este blog se lea, como este grupo suena)

Gungor- Beautiful Things

 

También estoy…
En Twitter, en Facebook, en mi Blog

 

Firma Aixa de López

Una respuesta a “Potencial para belleza”

  1. Debora Soria de Cardona dice:

    Pastora! gracias por esto que esta haciendo 🙂 ha sido de gran bendicion para mi vida. Dios la bendiga y que la siga usando para bendecir nuestras vidas. Todos los dias leo su blog y me han ayuda muchisimooo! <3 Gracias!!!!!!! ahh por cieto me encanta la manera tan directa de decir las cosas 😀

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *