Corazón a papel

Suscríbete

Para codearse con gente importante

Gafete real de mi hija... la VIP!

He conocido gente espectacular este pasado año. Simplemente inspiradora. Estamos a octubre y sé que mi chance de conocer a gente más especial en lo que queda, es escuálida.
Es una de las grandes ventajas (“perks” dirían en inglés) de tener el privilegio de servir a Dios en una congregación tan grande como la Fráter, y conocer a gente importante siempre es emocionante, sería mentira decir otra cosa.

Este año los conocí por bandadas. Sueno muy presumida pero es cierto! Y lean esto: ni siquiera salí de mi oficina para conocerlos… y no me refiero al Internet! En carne y hueso, en vivo y a todo color llegaban… Y… lo mejor de estas líneas es que voy a repartir ideas para que no sólo me pase a mí.

Conocer a gente importante comienza por saber quién piensa Dios que es importante. En la escala humana, los ojos ven, los ojos cuentan, los ojos juzgan, los ojos se impresionan y los ojos admiran. ¿Quién es el importante? Hasta un reconocido profeta de Israel se confundió en esta… vió y pensó: éste es el futuro rey… y Dios lo supo y le dijo: Nop… ese parece importante pero el importante es otro… ¿Quién?

Resulta que la respuesta no es ni deseada ni glamorosa. El Dios Majestuoso del Cielo y de la tierra, dueño del universo y creador de la vida, resulta tener sentido del humor y establece que el verdaderamente grande es… el pequeño.
Es una respuesta de Dios para callar la sed humana por el aplauso vacío: Los importantes son los que a menudo están archivados en el folder de «Soportar mientras crece». Lamento reventar la burbuja de algunos… (bueno, no. No lo lamento en realidad jaja) …para codearse con la gente más importante del Reino, hay que agacharse y aprender.

He dicho en público que los que seguro van al cielo son los niños y por eso, conviene pegarse a ellos!… “de ellos es el Reino de los Cielos” …porque nosotros pasamos los días luchando con el ayer, hoy y afanados por mañana, con complicaciones aburridísimas, mientras ellos sin tropiezo, entienden de Dios.
La verdad, los responsables de las desgracias actuales son los grandes o los que se quieren hacer los grandes. Los que cuando eran pequeños estaban archivados en el famoso folder arriba mencionado.

Mi oficina se llenó de gente 100% espectacular que, en su mayoría ni sabía que lo es. Mientras escribo, faltan 2 meses y medio para terminar el 2011, y dije que no pensaba que iba a conocer a gente tan especial ya, este año, porque en Guate, las clases están terminando y es que invité cada semana a un grupo de niños de 3 a 11años, de nuestro colegio, para que de poco en poco, toda pre-primaria y primaria, se enterara de su Status verdadero… su Status VIP. De grupo en grupo iba repitiendo el mismo simple mensaje y de grupo en grupo iba viendo ojos que se abrían grandes porque para muchos, era una verdadera noticia.

Que no los engañen sus ojos, como al profeta Samuel, que no supo ver al futuro rey de Israel sólo porque era chiquito y olía a oveja, que no los entretengan demasiado las celebridades y la gente que ya creció, en más sentidos que uno, a la cual no le interesa oír lo que tenemos que decir. A mí me da un vuelco al corazón y me fascina recordar las caritas asombradas cuando les conté la historia de Su gran amor y de pensar que mis palabras puedan marcarlos, marcar a la gente que para Dios es la mas grande.

Las probabilidades de que sentarse y codearse, y contarle una historia a uno de los que tiene etiqueta de “grande” (y que encima se interese) son muy muy bajas, pero las probabilidades de hacer algo por un pequeño y así agradar al más Grande, están a la órden del día. En tu iglesia, en tu barrio, en tu cocina…

«Si alguno acepta a un niño como éste, me acepta a mí. Y si alguno me acepta a mí, acepta a Dios, que fue quien me envió. El más humilde de todos ustedes es la persona más importante.» Lucas 9:48

 

También estoy…
En Twitter, en Facebook, en mi Blog

www.aixadelopez.org

Firma Aixa de López

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *