Corazón a papel

Suscríbete

Me niego a ser fan de Jesus

 

Esta imagen no es mía y nadie me dice de quién es! pero no la hice yo...

Recuerdo cuando vinieron las Flans, yo tenía unos 11 años (niños: era un trío mexicano de chicas con copetes… que eran cool para mí… youtube quizás ayude a que el grado de admiración alguna hacia mí, decaiga en este momento ajaja) y la mamá de mi mejor amiga nos llevó al concierto. ¡Yo no lo podía creer! Alcancé a estar medio cerca y se me ocurrió tirar una pulserita típica de colores pastel hacia el escenario… y ¿qué creen? Ivonne (sip, recuerdo los nombres…) la recogió y se la puso, y me levantó la mano para enseñarla… ala! Yo no cabía en mí! Una de las Flans usó mi pulsera… wow. Que imposible!

El problema de los fans, es que no creen que pueden llegar a tener una relación estrecha con el sujeto de su adoración. Admiran tanto, que consideran imposible alcanzar a imitar. No creen que sean gente de verdad. Los ven de lejos…

Aunque ahora resulta, que la mitad del hemisferio dice que oía a Facundo Cabral, nosotros en serio, crecimos oyendo sus LPs… y uno llega a pensar que lo conoce.

Lloré mucho el sábado 9 de julio. Aún no nos pasa. A mí no me pasa. Me duele el estómago cada vez que lo pienso… su muerte. Es que para mi familia y para mí (en especial para mi papá) fue personal.

Un par de días después, volví a llorar. No lo soporté, al leer que un “Testigo Protegido” que participó del ataque, confesó luego de 2 días de tortura en su conciencia! porque luego de “hacer el trabajo” llegó a su casa para ver los noticieros y descubrir que, a quien había ayudado a matar era nada más y nada menos, que uno de sus ídolos, Facundo Cabral. Uno de sus asesinos, era un fan. …Suspiro…

Realmente, llego a sentir gran lástima por ese pobre. Que miserable existencia la que debe estar pasando estos días.

El mundo sólo lo conoce como el “testigo protegido” pero él se va a la cama diciéndose otro tipo de nombres.

Para suerte suya, el mundo prefiere la basura de música que degrada y abarata todo lo bueno, lo justo, lo puro y de buen nombre, en vez de la música que refuerce el mensaje de vida. Suerte la suya que en cualquier esquina suena Daddy Yankee y no Cabral. ¡Sería para parar en una institución mental oírlo mientras acompaña a su esposa al mercado y va al taller y al dentista!

Era un fan. Lo escuchaba con admiración, pensaba que el tipo y su talento valían la pena. Se sentía muy bien cuando le ponía coco a lo que decía y enseñaba. Que bonito. Que inspirador. Y, que incompleto… Oírlo no fue suficiente. Admirarlo no fue suficiente.

¡Qué lleno está Guate de fans de Jesús! Es decir, es difícil encontrar a alguien que niegue que existe, que niegue que lo quiere seguir, que diga que Jesús no va con él, que se burle abiertamente…

Guate es, para bien o para mal, un país lleno de gente que dice reconocer y respetar a Jesús. Abundan los fans…

Los fans trabajan para Él, son presidentes del club, saben de sus actividades, mandan a hacer playeras y corean sus hits, pero no pueden llamarlo a la hora de rajar ocote, como decimos acá. No se conocen en serio.

Me niego a ser fan porque los fans no entran al Reino y yo no pienso quedarme afuera. Jesús mira a los fans y les dice “Apártense porque nunca los conocí”

Yo, me niego a ser fan. Quiero ser cuata de Él, quiero pasar a tomarme un café, conocerlo, carcajearme y chillar con Él. No me conformo con llegar a oír de Él para sentirme bien por dentro un rato y aplacar mi basura interna hasta la siguiente vez cuando me vuelva a sentir asquerosa y acercarme con la cola entre las patas a seguir con el ciclo. No me quiero ir a la cama admirándolo y sabiendo que mi nombre es “fan”. Quiero conocerlo, agarrarle la onda y pasarme la vida descubriéndolo y haciendo lo que le gusta a Él. Eso se llama ser Discípulo.

¿Qué hubiera sido si el “testigo protegido” hubiera sido más que un fan al oír al buenazo de Facundo? ¿Qué podría ser si nos negamos a ser simples fans?

«Ustedes demostrarán que me aman si obedecen lo que les mando.” Juan 14:15

 

PD: La graduación de “fan” a Discípulo es cuando decidás.

PD2: «Testigo Protegido»: este puede ser el comienzo de SU graduación. Dios es el especialista en segundos chances y cambios de nombre… quién quita, y entrega más que su testimonio a la policía, y de «condenado» pase a «perdonado»… nos ha pasado a muchos…

 

También estoy…
En Twitter, en Facebook, en mi Blog

 

Firma Aixa de López

6 respuestas a “Me niego a ser fan de Jesus”

  1. Juan Pablo dice:

    Muy bonita reflexion y un gran comentario, deseo de todo corazon siga iluminando la mente y el corazon de tantos jovenes que lo necesitan, tambien quiero comentarle que mi esposa es una gran admiradora suya ( no su fan ) y le encanta escucharla cuando predica, muchas bendiciones

  2. aixa dice:

    Gracias por sus palabras! Siempre siento agradecimiento cuando veo lo que Dios hace con lo que soy…

  3. Cesar Lemus dice:

    El fan es pura emocion y Jesus es pura accion!!

  4. Claudia dice:

    Gracias Pastora por compartir las enseñanzas que Dios le da con la sabiduria, que hace llegar al corazon y mente de nosotros, para poder seguir dia a dia cambiando y esforzandonos para ser mas unos discipulos de Jesus. Bendiciones!

  5. Yair Ortega dice:

    Me gustó y yo tampoco quiero ser fan, quiero caminar con él siempre 😉

  6. Diana dice:

    Yo tampoco quiero ser fan!!! Gracias por su blog, son de bendición para mi vida. 😀

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *