Corazón a papel

Suscríbete

El maldito boton

Tengo que cortarme el pelo. Desde hace ratos. La razón por la que sobrevivo con cola o similares, es que de mi cabeza brota una mata sin forma que clama por piedad.

¿Porqué no he ido? Me queda un poco lejos… He estado muy ocupada…

¡Que cuento! Realmente, es un rollo, porque… suspiro… ya tengo canas… y es un deber cívico, de amor propio y al prójimo taparlas, así que, primero debo ir a eso (a otro lado porque quien me lo hace es excelente y justa en cobrar) y luego al corte.

No he ido a cortarme el pelo porque un día llegué con las raíces cual mapache y el genio estilista por el que atravieso la ciudad, me dijo de manera muuuy amable que me apurara porque sino me veía “descuidada”… *-* BUAAAA! Así que, a menos que lleve las raíces pintadas no me aparezco ¿ya?

Una cosa y una cosa solamente (ustedes saben que es más de una pero vayan conmigo en esta) se interpone entre una imagen de nitidez, glamour, belleza total y yo: la vergüenza. Osea, pienso que debo arreglarme para ir a que me arreglen. Tristeza… jaja…

¿Sabían que en una encuesta hecha en Inglaterra, el 59% de gente que se queda en un hotel, limpia antes de que llegue la empleada a limpiar, por pena? Y no pude encontrar el dato exacto, pero lo mismo pasa en Estados Unidos y las empleadas en casa. La gente limpia antes de que llegue la ayuda, para no parecer totales desastres.

-Aclaro- no abogo por los desastres y felicito a quienes limpian por consideración y buenos hábitos-

Qué desgracia esperar en la desgracia por vergüenza. Fríamente y viendo para atrás, qué torpeza y pérdida de tiempo otorgarle tanto poder.

He llegado a creer que de todas las artimañas que el diablo usa, la vergüenza debe de ser de sus favoritas! Ese tipo tiene algo, y es que anda siempre pendiente de los potenciales desastres que podríamos causarle si llegamos a descubrir que realmente nacimos para la libertad y el esplendor, para el perdón y la gloria futura. Se la pasa acusándonos porque conoce que así nos paraliza. Si nos avergüenza, nos tiene.

Somos una canción completamente impresionante y envolvente compuesta por Dios. El diablo no puede callarla, a menos… que nos logre dirigir la vista hacia la vergüenza. Ese es el maldito botón. El botón de pausa. La verdad, su aparato de sonido no viene con botón de stop. Ese lo ponemos nosotros cuando escogemos morir en lo mismo.

Miro alrededor a tanta gente en pausa. Gente anónimamente espectacular, creyendo en esa clásica y tan aceptada mentira de “cuando arregle esto o aquello, me acerco a Dios”

… Arreglar el pelo antes de arreglarlo. Limpiar antes de limpiar. “Salvarme” antes de la salvación. Que cosa…

Dios conoce perfectamente nuestra condición y no espera otra cosa de nosotros. No lo podemos impresionar, ni lo podemos perder. Ninguna de nuestras faltas lo asusta ni horroriza. Roto es la mejor manera de venir. Él se especializa en rotos confundidos desconfiados y pausados. No hay que creerle al diablo.

 

“Él conoce nuestra condición;
sabe que somos de barro…

…Pero el amor del Señor es eterno”

Salmo 103:14,17

 

Los dejo. Tengo cita para cortarme el pelo.

Pero les dejo aquí un extra para acompañar esta lectura… es una canción P E R F E C T A (sólo que en inglés)- Si fuera película este sería su soundtrack…  Take me as I am de Lecrae

 

También estoy…
En Twitter, en Facebook, en mi Blog

 

Firma Aixa de López

3 respuestas a “El maldito boton”

  1. Ana Mercedes dice:

    Bravooooooo, bravooooooo,por dejarse usar! La quiero mucho (y es de verdad)

  2. Sonia de Pazos dice:

    Querida Aixa, he leido Corazón de Papel desde el inicio y me parece excelente, eres buena escribiendo por que lo que escribes nace de tu corazón y como dice el proverbio «de la abundancia del corazón habla la boca» y de tu corazón sale abundante sabiduría que te ha dado nuestro Señor y Salvador. Sigue adelante, que las semillas que tiramos a lo largo de nuestro camino probablemente no veremos su germinación y mucho menos su florecimiento, pero si ten por seguro que muchas no solo florecerán sino derramaran mucha semilla por el camino para que su Palabra siga por la eternidad. Te admiro y te bendigo en en nombre del Jesus. Amen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *