>
rss search

next page next page close

Montaña rusa 6: Familia

Montaña rusa 6: Familia

Por Aixa de López

 

Se siente como una reunión familiar. Llegamos por tandas desde ayer y hoy, por fin juntos desde muchos puntos de América, partimos el pan. En Israel.

…en Israel…

Tener gente con la cual uno comparte ideas es lindo; contar con gente con la cual reír y llorar es un regalo; pero saber saber saber que uno ha sido conectado por el lazo irrompible de sangre redentora, es lo más poderoso del mundo porque no tiene fecha de vencimiento y está afuera de nosotros. Alguien incomparable en grandeza, sabiduría y bondad nos pensó para ser familia. Esto no es algo casual u opcional. Es intencional y necesario, de lo contrario Dios no lo hubiera provisto. Ser Cristiano y solitario es incompatible. Si nos salva, nos injerta en Su árbol genealógico y vamos conociéndonos en el camino. Todo comienza en el momento cuando vemos nuestra maldad y corremos a los pies de la Cruz, es allí donde estamos hombro a hombro un millón de veces aunque no lo sepamos, y de allí el sentimiento de familiaridad. Nos hemos encontrado adentro del mismo abrazo en nuestra angustia y son Sus brazos los que nos han cargado al mismo tiempo tantas veces… eso es. Por eso somos familia.

Aquí hay gente que he llegado a amar a la distancia. No todo en internet es basura. Dios redime el ciberespacio uniendo también por allí a Su familia… hay quienes pude abrazar hasta hoy y que nos han sostenido en oración desde hace tiempo; gente que ama a nuestra congregación sin conocerla.

Partimos el pan. En Israel. Podría haber sido en cualquier otro pueblo, y estaría rebalsando alegría, pero ¿estar aquí? ¿Donde Jesús literalmente anduvo? Significa demasiado. Algo tendrá planeado Dios porque no hay cabos sueltos en lo que Él traza.

Esta montaña rusa sigue. ¿Siguen conmigo?

Leer anterior Montaña rusa 5: Arca de Noé


next page next page close

Montaña rusa 5: Arca de Noé

Por Aixa de López

 

Uno a la vez. Así se rompe la historia. Un. corazón. A la vez.

Entramos a una exhibición que trata de capturar un episodio de terror para la humanidad entera y es tan vasta la evidencia de nuestras maldades… tan vasta que se apila con descaro en esas fotos de cadáveres… te sobrecoge. Te imposibilita.

Los nazis. El holocausto. Las mamás alistando y despidiendo. Los trenes cargados de niños. La guerra.

Es demasiado.

Suele ser que nos lavamos las manos de aquello que vemos de lejos y sin nombre, pero ¡cómo cambia nuestra mirada cuando nuestros ojos apuntan a un blanco más pequeño! Cuando Dios nos expone a historias con nombre y apellido. Nos conmueve y nos conecta.

Eso me pasó aquí. No puedo sacarme de la cabeza esa pequeña arca de Noé y a ese papá.

Tengo 4 niños. No puedo imaginar hacer sus maletas por tiempo indefinido y sin darles garantías de que nos volveríamos a encontrar.

Robert James se separó de su hija Hazel. Ella fue enviada al campo con parientes (como el 46% de niños ingleses durante la Segunda Guerra Mundial) y él a servicio activo.
Durante ese tiempo, fue haciéndole una pequeña arca de Noé a su pequeña. De par en par hacía los animales a mano, con cajas de cigarro viejas y desperdicios de los kit para soldado que recibían. Sus manos construían algo pequeñito y precioso, mientras peleaba una guerra espantosa con el corazón roto… en medio de la destruccion y quizás sin dormir en su trinchera, Robert mantenía con vida el lazo con su hija. Peleaba con el corazón enlazado al de Hazel.

La guerra no destruye naciones sin arrasar primero los corazones que laten por alguien. El enemigo de Dios se complace en aplastar el mundo que Él hizo, un corazón a la vez, un lazo a la vez, una familia a la vez.

Y así también lo restaura el que nos ama. Un corazón a la vez, un lazo a la vez, una familia a la vez. Ese papá mantuvo la esperanza haciendo esa pequeña arca y algo así me imagino al Señor, con paciencia y un corazón roto, viéndonos destruir lo que Él diseño con amor, preparando su propia Arca, Jesucristo, quien vino y regresará para enderezar de una vez por todas lo torcido y reinar en justicia.

¡Ven pronto Señor! ¡La historia se repite! ¡Veo a muchos Robert James en las noticias! Rompe nuestros corazones una historia a la vez con tal de unirlo al tuyo…

El Señor no se tarda en cumplir su promesa, según algunos entienden la tardanza, sino que es paciente para con vosotros, no queriendo que nadie perezca, sino que todos vengan al arrepentimiento… Pero, según su promesa, nosotros esperamos nuevos cielos y nueva tierra, en los cuales mora la justicia.”
‭‭2 Pedro‬ ‭3:9, 13‬ ‭‬‬

Pd: la exhibición es parte del Imperial war museum.

Ver también Montaña rusa 4: oro

 


next page next page close

Montaña rusa 4: oro

Montaña rusa 4: oro

Por Aixa de López

Tu sonrisa. Ese árbol en el parque. Las hojas que hacen alfombras accidentales por donde sea. El día completo. Todo parecía bañado en oro hoy.

Viajar es bueno para el alma porque te hace humilde. ¡Más cuando vas sin un guía! Salir a lo desconocido te obliga a ser vulnerable y a descubrir todo lo que no sabes, aunque eso suele ser incómodo y aterrador, como bien lo comprobamos el primer día.

Salir de tu zona cómoda porque Dios manda, siempre será bueno para tu alma porque te hace ver lo que no habías visto y afina tus deleites y tus miedos saludables.

Afina tus deleites porque compruebas que le perteneces a un Dios colosal y de colores, tan inmenso qué hay rincones escondidos en la historia y la geografía que tú apenas estás conociendo y mientras tanto Él siempre ha estado allí. Vas en el subterráneo rodeado de veinte tonos de melanina y al mismo tiempo pasan dos cosas: sabes que el mundo es más grande de lo que pensabas y tu eres mas pequeño de lo que creías. Esto es extremadamente bueno porque compruebas que no eres el centro del universo, y esto produce humildad. Oro puro.

Afina tus miedos saludables porque aprendes a estar alerta a los peligros que son verdad en cualquier lado. Si, puede haber menos basura en las calles, paran el tráfico para los peatones y te detienen la puerta, pero aún en esta postal no hay justo ni aún uno. Es saludable añorar la casa cuando se está en aprietos… es saludable sentir angustia cuando nos alejamos. Todo habla de Él.

Salir y ver el mundo es un regalo que produce humildad en los que somos suyos.

Lee también:

Montaña rusa 

Montaña rusa 2: perdidas

Montaña rusa 3: copos de nieve


next page next page close

Montaña rusa 3: copos de nieve

Montaña rusa 3: copos de nieve

Por Aixa de López

Dicen que es extraordinario que caiga nieve aquí, pero hoy mientras íbamos en el ferry, nevó y brinqué de alegría, nunca lo voy a olvidar.
Puse mucha atención para lograr ver algún copo sobre la ventana, pero eran tan delicados que al nomás tocar la superficie, se derretían. Es una maravilla contemplar a Dios haciendo milagros que se derriten y pasan demasiadas veces desapercibidos.
Más tarde, caminando en esas calles que parecen un set de película y llenas de turistas te dije: “y todo porque escribí”… “seguí escribiendo” me respondiste con tu chispa de siempre.

Si. Obedecer al Señor te lleva hacia pérdidas costosas. Nunca voy a decirte que cargar tu cruz es cosa fácil, pero también debo recortarte que obedecer puede llevarte hasta Londres para ver caer nieve.

Se deleita en nosotros, a pesar de nosotros. Se deleita en nosotros porque nos ve a través de lo que Jesús terminó.
Si yo me deleito al verte caminando maravillada por aquí y tu papá por fotos… y nosotros somos malos… ¿Cuánto más Dios? Él es el Buen Padre que se goza en darnos regalos para desplegar su bondad y paciencia. En confirmar que si Él inició este amor, Él lo sostendrá, y exactamente de allí viene nuestro deleite en obedecer. No porque nos dará premio, sino porque Él es el premio que ya se entregó.

Vivir para el Señor es una montaña rusa después de todo. Caídas estrepitosas llenas de angustia y trechos apacibles donde sus manos esculpen con el aire gélido las partículas de agua para volverlas obras de arte miniatura que se derriten y nos derriten el alma.

Y pienso en el libro. ¡Una palabra a la vez! A lo largo de tantos años… Tu obediencia en lo pequeño va afianzando tus raíces en ese Dios que se deleita en revelarte Su belleza. Copo a copo, se revela. Copo a copo, dale todo. ¿Quién puede predecir si no tiene pensada una avalancha?

“Porque el S EÑOR se deleita en su pueblo; adornará de salvación a los afligidos.”
‭‭Salmos‬ ‭149:4‬ ‭

Ver Montaña Rusa y Montaña Rusa 2: pérdidas.


next page next page close

Montaña Rusa 2: perdidas

Montaña Rusa 2: perdidas

Por Aixa de López

 

Atravesamos el Atlántico, amanecimos en el avión y nos bajamos dispuestas a conocer. Primer día en Londres. El día casi terminaba invicto… pero, nos subimos a un bus equivocado y paramos a 40 minutos de donde debíamos ir.

Muchas lecciones:

1. Tan pronto como te des cuenta de que vas en dirección equivocada, bájate. Es estúpido permanecer allí para aparentar y jamás vas a parar donde debes si no reconoces que vas mal. Es humilde y sabio ver el mapa y reconocer dónde deberías estar, reconocer dónde estás y qué debes bajarte. La Biblia es el mapa y Dios usa su gente para alertarte. Sé humilde, rápido.

2. Reconocer tu error (tu pecado) y “bajarte” es lo primero pero no lo último. Nos bajamos en un supermercado grande porque yo sabía que habría wifi y gente que podía ayudarnos. ¡Gracias a Dios que me recordó que mi amiga Miriam vivía aquí! Acercarte claramente (aunque parezcas tonto) a decir “estoy perdida y necesito ayuda” a las personas correctas, es un precio pequeño a pagar a cambio de llegar al destino correcto. ¿Contaste cuántas veces pasé por tonta hoy? No importa parecer tonto, lo más tonto sería que por orgullo nos quedáramos perdidas. Muchos se pierden simplemente por orgullosos.

3. Dios provee amplia ayuda para el humilde. Es maravilloso pertenecerle porque ser su hija significa que somos parte de un familión y en este familión nos ayudamos. Tan pronto me comuniqué con Miriam, hubo respuesta y alivio. Sé humilde rápido, sé humilde acompañada.

No vas a equivocarte, perderte o pecar para luego salir del asunto por tu cuenta. Que te quede claro qué hay gracia hasta en tus momentos más oscuros. Si el Señor es tu pastor, te va a mostrar por dónde ir y a dónde ir a pedir ayuda, eso es de sabios, es de hijos.

El Señor dice: «Yo te instruiré, yo te mostraré el camino que debes seguir; yo te daré consejos y velaré por ti. No seas como el mulo o el caballo, que no tienen discernimiento, y cuyo brío hay que domar con brida y freno, para acercarlos a ti».
‭‭Salmo‬ ‭32:8-9‬ ‭NVI‬‬

PD: pueden leer el inicio de la travesía aquí


next page next page close

Montaña Rusa

Montaña Rusa

Por Aixa de López

 

Cuando el reloj marcó las 12:00 jamás imaginé lo que Dios tenía en mente. Este año ha sido una verdadera montaña rusa, con vueltas tan intensas y pronunciadas, que a ratos me he querido bajar. Pero aquí voy. No me acostumbro a las sorpresas. No se puede. Lo que estoy desarrollando es un hábito de depender. Esto ya aprendí: no se trata de saber lo que viene para estar tranquila, se trata de tomarle la mano y verlo a Él. Como los sábados de mi infancia con mi papá… Mil destinos, una mano fuerte y segura de la cual podía colgarme, brincar sin preocuparme y ver para arriba esa sonrisa legendaria que siempre fue mi hogar.

Eso ha sido el 2017. Un viaje de asombro, dolor profundo, alegrías inimaginables y progreso en mi dependencia del Soberano.

Y no se termina.

Antes de entregar Lágrimas Valientes, recibí un mensaje que decía: “tienes que decir que si”.

Ok… y me reí.

Era un viaje de autores. Autores. “¿Ya soy eso?” -Pensé-

Entré a la lista como Indiana Jones entró un milisegundo antes que la piedra rodara. ¡Esas Lágrimas Valientes me han dado tantas alegrías!
Y no sé cómo agradecer, solo sé que los regalos que Dios da son para volver a dar, y necesito compartirlo porque será demasiado grande esta alegría para que me quepa en un solo corazón, entonces mejor traigan los suyos como cubetas que llegan a un hidrate que se revienta en medio del verano. Vengan y les cuento.

Philos Project y Lifeway, nos han convidado a varios autores hispanos a visitar Israel para amar mejor nuestros orígenes, porque toda la familia de Dios empezó allí. En su corazón y en ese pedazo de tierra. Y vale la pena ir y explorar la raíz de ese árbol genealógico. Sobre todo así… empapada de Lágrimas Valientes y rodeada de gente que me enseña a amarlo mejor a Él. El destino es un regalo, pero añoro los tiempos de comida, los trayectos, las preguntas y gastarme un cuaderno entero en anotar lo que mi cerebro desvelado probablemente no pueda retener. Voy en plan de aprendiz, aunque entré porque ahora soy “autora”, en realidad, soy alumna perpetua y prueba viviente de que no es del que quiere ni corre, sino de quien Él tiene misericordia. Tengo demasiado que aprender, demasiado de mi aún necesita morir. Creo que una montaña rusa es una buena manera de irme… Dios no nos sube a una cosa de esas por crueldad. Nunca falta el que convence a otro de subirse para verlo sufrir y luego reírse, pero Él no es así. Los tramos de vueltas locas y sorpresas desagradables son dadas porque son necesarias. Nuestros Buen Pastor no sabe desperdiciar, el 2017 debía ser así. Mi corazón lo necesitaba o no hubiera sido dado.

¿Vienen conmigo? Voy a procurar escribir por poquitos y publicar lo que el wifi me permita… porque esto será demasiada bondad, demasiado conocimiento y demasiado amor como para no compartir.

Todo lo que el Señor da o quita, lo da o lo quita para poder conocerlo, amarlo y glorificarlo mejor. Las bajadas horribles y los regalos espléndidos. Toda la montaña rusa.

“¡Qué profundas son las riquezas de la sabiduría y del conocimiento de Dios! ¡Qué indescifrables sus juicios e impenetrables sus caminos! «¿Quién ha conocido la mente del Señor, o quién ha sido su consejero?» «¿Quién le ha dado primero a Dios, para que luego Dios le pague?» Porque todas las cosas proceden de él, y existen por él y para él. ¡A él sea la gloria por siempre! Amén.”
‭‭Romanos‬ ‭11:33-36‬ ‭NVI‬‬


next page next page close

Bisturí hermoso

Por Aixa de López

 

Quince. Parecen minutos, pero son años. Ninguno en vano, ninguno en oscuras. El que te hizo nos está guiando por amor a Su Nombre y a pesar de nosotros. Tenias 2 días cuando tuvimos nuestra primera plática seria (que en realidad era monólogo) y la enfermera debió pensar que yo estaba loca… ese día te dije lo que Dios me había enseñado durante el embarazo: que no sos nuestra y que no debía preocuparme porque de llegar a Casa tenemos y que no podía truncarse Su plan. Tu fuiste un bisturí hermoso con el cual Él me operaría profundo en lugares que yo no conocí antes. Los amores y temores que vinieron contigo me hicieron necesitarlo a Él y eso es algo que no puedo pagarte. Ese día te dije algo que a la mayoría de madres les causa terror: te dije que no sabía cuánto tiempo caminaríamos juntas sobre la tierra, pero que eso, al final, no es lo más importante, porque el punto es que nos reuniríamos en el Único lugar para el que nacimos ambas.

Nunca había reparado, hasta este año, que el mismo año que yo cumplía 40, tú cumplías 15.

Tengo tanto que decirte que escribí un libro… para ti y tus hermanos… hoy sólo te voy a decir 6 cosas que me diría a mi misma si pudiera viajar en el tiempo: 

1. Naciste para Dios, para Su gloria, no sos un accidente. No viniste por la voluntad de tu papá o yo. Dios no hace gente plan B. (Salmo 139:16, 1 Pedro 2:9)

2. Él tiene diseñado (predeterminado) un camino lleno de obras de justicia para ti y a medida que camines en Él, serás verdaderamente tú y verdaderamente feliz. El mundo grita que sigas “tu verdad“… mis verdades siempre han resultado ser mentiras, El que te hizo y te ama es bueno, Él es la verdad y todo lo demás es pérdida de tiempo. Pérdida de vida. (Efesios 2:10)

3. Sólo podés ver el camino con un tipo de lámpara. El mundo es un lugar oscuro que le llama a lo malo bueno y a lo bueno malo, no puede ver. La Biblia es esa luz. Ella muestra por dónde es. Tu corazón natural no quiere ni puede amarla, pero Él te concede no sólo luz para tus ojos, sino amor para lo que empiezan a ver. (Salmo 119:10-12)

4. Al seguir ese camino, vas a sentirte fuera de lugar. No tengas miedo, es normal, porque no somos de este mundo. De hecho, eso es señal de que vas bien… entre más cultives tu amor por tu Dios, camines por ese camino y la Biblia te re-programe, serás más feliz y menos de este mundo. (Hebreos 11:13, 1 Pedro 2:11)

5. Sólo vas a ser feliz si mueres a ti misma. Ya sé que es un disparate, y no lo alcanzas a dimensionar ahorita, pero Dios solo puede resucitar a alguien que ha muerto. La verdadera vida comienza cuando morís a ti para vivir para Él. De hecho, vivir en familia está diseñado para comenzar a entrenarte en esto… ceder un lugar en el carro, decir la verdad aún si implica sufrir, pedir perdón, levantarte a hacer el desayuno de los domingos, todos son pequeñas maneras de morir a tí. (Mateo 16:25)

6. Tu pelea con el pecado no termina hasta la tumba o el regreso de Jesús. Y aunque el mal abunda afuera, mayormente, está en tí. El asunto no es una conducta externa, sino pelear esa lucha interna. Corre a Él cada vez. Cada vez. No corras del Único que te conoce completamente y te ama eternamente. No ignores tu suciedad, ni trates de limpiarla sola. (Juan 6:37, 1 Juan 2:1-2)

Siempre te vamos a amar. Fue idea de Dios hacernos familia. Sigamos de la mano viendo juntas nuestro Final feliz garantizado. Que el Señor continúe revelándose a tu vida y que te dé vuelta para que tu raíz esté en el cielo… Te amo. Sos una herencia preciosa ¡confío en que lo que El Señor tiene pensado hacer contigo lo está llevando a cabo un día a la vez y a veces sin que yo me dé cuenta!

Felices 15 hija…


next page next page close

Q100

Por Aixa de López

 

Se sacó Q100 que yo sé que no le sobran, porque oyó que la lluvia no dejaba que la ropa se secara y esa ropa es la única que tienen los niños de esa mamá sola. “Por favor lleven a secarle la ropa a una secadora”. Como parte del trabajo impresionante que realiza la fundacion Vidas Plenas está eso de visitar a las familias de los niños que atienden en las academias. No es entretenerlos o siquiera educarlos. Es restaurar a la familia vulnerable y mostrarles el amor de Cristo aún si esto significa limpiar la casa y lavar la ropa. Así es aquí. Y así es don Otto. El equipo de las academias visita la casa de los Aceituno por Christian, el hijo mayor de don Otto que convalece desde el accidente que lo dejó paralítico hace unos años, así es como se cruzan las historias.

Ayer vine por un par de pares de tennis, pero es una excusa para venir a ver el poder de Dios de otro modo. No falla. Siempre salgo inspirada. Historias de dolor y salvación, de muerte y de vida, de problemas y luz. Así, junto. Cuando vine la última vez al taller, hace unos años (porque como saben, mi amor por este ministerios es como a larga distancia) don Otto recibió la noticia de que Rikeli, una empresa nacional muy respetada, tomaría su calzado como parte de su catálogo. Ese día lloramos de alegría y presencié un momento santo en ese taller de tablas y lámina; este hombre a quien se le abría un cofre de oro, derramó lágrimas que secó subiendose la playera hasta las mejillas, dejando al descubierto su estómago y dijo: “solo quiero que sepan que yo nunca pienso mover el taller de aquí, porque mi misión es con los muchachos de la limonada”… y cuando el ejecutivo de la empresa le preguntó “¿que sueña don Otto?” Él respondió: –tener un comedor y darle desayuno a los niños del barrio. Oigo que van con hambre a la escuela… -s u s p i r o-

Su hijo mediano ya le dijo que no piensa tatuarse y Tita le dijo que era lo mejor si planeaba conseguir trabajo; y dice Don Otto: “¡y aquí no los contrato a menos que vengan tatuados!” Nos soltamos una carcajada.

Es un hombre que vive para dar. Y dar y dar. Ayer fui feliz de ver ese comedor y a su familia; una familia que sigue con su mirada fija en el blanco correcto. Cuando le pago los zapatos, se levanta y agarra una alcancía de plástico azul, feliz mete Q100 y dice “para la piñata que le hago a los niños el 1 de enero”… ¡solo recibe para darlo! …No solo les recomiendo los zapatos porque son lindos y excelentemente hechos (oran antes de diseñarlos y los hacen con amor)… sino porque al comprarlos, don Otto puede llamar a otro muchacho (pandillero o ex-pandillero) con la excusa de darle trabajo, para proceder a darle un abrazo cada mañana, decirle “te quiero” y mostrar a un Jesús presente y salvador.

Pueden escribir por WhatsApp al +502 3511 4570 para preguntar por diseños, telas, precios, etc.


next pagenext page

Montaña rusa 6: Familia

Se siente como una reunión familiar. Llegamos por tandas desde ayer y hoy, por fin...
article post

Montaña rusa 5: Arca de Noé

Uno a la vez. Así se rompe la historia. Un. corazón. A la vez. Entramos a una...
article post

Montaña rusa 4: oro

Tu sonrisa. Ese árbol en el parque. Las hojas que hacen alfombras accidentales por donde...
article post

Montaña rusa 3: copos de nieve

Dicen que es extraordinario que caiga nieve aquí, pero hoy mientras...
article post

Montaña Rusa 2: perdidas

Atravesamos el Atlántico, amanecimos en el avión y nos bajamos dispuestas a...
article post

Montaña Rusa

Cuando el reloj marcó las 12:00 jamás imaginé lo que Dios tenía en mente. Este año ha sido una...
article post

Bisturí hermoso

Quince. Parecen minutos, pero son años. Ninguno en vano, ninguno en oscuras. El...
article post

Q100

Se sacó Q100 que yo sé que no le sobran, porque oyó que la lluvia no dejaba que la ropa se secara y esa ropa es la...
article post
>