Pentecostés

¿En serio creíste que esto se podía en tus fuerzas? ¿Con tu astucia? ¿Con tu habilidad?

No.

Vivir como Jesús es totalmente imposible para quien está desierto de Su Espíritu. Por eso pasó Pentecostés… Él sabía toda la historia, la de nuestro pequeño mundo interno y la de la humanidad completa: Él sabia que nos debía rescatar cada día, no sólo en medio de pandemias, cuarentenas, escasez y disturbios raciales, sino también -y especialmente- en los días de “éxito” en los que la tentación es creer que podemos solos.

Jamás.

El trabajo de Dios se reconoce porque es hecho según Su carácter, y nadie puede tener Su carácter a menos que muera a él mismo y viva por el Espíritu. Siempre dudemos de alguien que dice estar lleno del Espíritu porque siente o hace cosas extrañas, pero que no avanza en cuestiones de carácter; dice estar lleno del Espíritu, pero no deja de mentir o robar.

El trabajo de Dios sólo puede llevarse a cabo en El Espíritu de Dios. Cualquier hombre astuto construye un imperio usando los trucos y métodos del mundo. Los discípulos van contra la corriente por el Poder que los habita, ese poder que los guía a toda verdad, aun si temporalmente pierden mucho o pierden todo. Los Suyos trabajan por una gloria mayor que lo que este mundo ofrece. Nunca se trató de nuestra fuerza, porque no alcanza. El que vino, nos comisionó a algo imposible que sólo se sostiene y se completará por Su poder.

Instagram aixa_lapiz

“Le pido que, por medio del Espíritu y con el poder que procede de sus gloriosas riquezas, los fortalezca a ustedes en lo íntimo de su ser,”
‭‭—Efesios‬ ‭3:16‬ ‭

Puedes recibir cada publicación directo en tu correo suscribiéndote aquí

7 Replies to “Pentecostés”

  1. Precioso como siempre. Ya te lo he dicho tantas veces pero es que me bendices tanto. Anhelo conocerte un día sea en esta tierra o más allá. Saludos desde Colombia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *