>
rss search

parejas pinterest

line
Foto por Aixa de López

Foto por Aixa de López

Por Aixa de López

 

 

Queridas parejas cristianas a punto de casarse:

 

Me veo obligada a escribirles porque los amo. Porque ustedes dicen que han experimentado la misma salvación que yo y que aman al mismo Cristo que yo amo. Y tengo que decirles esto.

No tienen que tener una vida Pinterest. En serio. Porque lo que se vive en línea no es la vida de verdad. Es casi siempre, una exposición calculada de los momentos más bonitos y editados, y si miden su felicidad en ese estándar, están midiéndose con una regla de humo. Me da una mini-angustia secreta que piensen que es un deber tener todo lo que ven en la vitrina de las redes sociales, porque es un espejismo.

Quiero advertirles que Satanás no los va a distraer con cosas obviamente malas. No la mayoría de veces. El viejo diablo es experto en quitarnos los ojos de Jesús, no poniéndolos en él, sino en nosotros mismos. Su discurso sigue siendo como en el jardín… no engaña diciendo “mira que bueno soy yo” dice “mira, tus deseos están bien, deberías tener lo que quieres”… Sabe que nuestra carne llama y sabe disfrazar la codicia que nos trae enfermos desde siempre. Tengan cuidado, que ese no roba, destruye y mata dando voces, sino atrayendo un deseo desordenado a la vez. Nunca olviden que se viste de ángel de luz, de cosas bonitas, de deseos aparentemente inocentes, para destronar al Señor de nuestro corazón. Quiere convencernos de que nuestros sueños y deseos son lo más importante y que Dios nos debería de dar exactamente eso, para que luego si se cumplen, nos enorgullezcamos y si no se cumplen, dudemos del amor de Dios. Nos pone en el centro a nosotros…

Por favor no caigan en la trampa de seguir el ritmo del momento. Ustedes no viven para ustedes mismos. Miren a la pareja más Cristo-céntrica que haya existido… los papás del mismo Cristo. La vida de ese par de muchachos estuvo marcada por la auto-negación y el amor sacrificial. María se arriesgó a morir apedreada por salir embarazada antes de su boda y José a vivir desprestigiado por aceptarla. María cambió su boda soñada por las estrías y José renunció al gusto de nombrar a su primogénito y decidir dónde iban a vivir. Mantener con vida a Jesús implicó huir a Egipto por tiempo indefinido… refugiados, como los de Siria hoy. Sin nada más que la dependencia en Dios.

Nada de lo que hace un hogar para Jesús se tratará jamás de nosotros. Él no nace, ni se hace familia de nadie que viva para él mismo. No puede. Las vidas marcadas por Cristo son vidas que se miran ridículamente extrañas por las decisiones de amor sacrificial radical que toman. Deben verse extraños muchá. Deben dejar a la gente con cara de signo de interrogación. No pueden decirse cristianos y luego comportarse exactamente como los que no han creído. Babeando por lo que ellos babean. Endeudándose por lo que ellos se endeudan. Si lo único que los distingue es que creen que Dios les va a conceder sus caprichos porque ustedes lo sirven, de oidas lo han oído, pero sus ojos aún no lo ven.

Tengan cuidado de no entrar a esa competencia loca de exhibir su mejor lado. Es una rueda de hámster. Compartan la vida con gente que los ame de verdad. Y “de verdad” significa: que les diga lo que necesitan oir, no lo que quieren oír. Gente que ame al Señor y Su palabra, antes que su propia imagen o popularidad. Cuídense de no crear un círculo en donde todos se aplauden su falsedad, y donde probablemente hay competencia sutil. Huyan de eso.

Sus bodas deben reflejar que ustedes aman más a Dios que a cualquier otra cosa. Eso no sólo se imprime en las invitaciones o se dice a la hora de los votos. Se vive al momento de decidir gastar cada centavo… porque “el dinero fluye sin esfuerzo hacia eso que tiene atrapado nuestro corazón”*… y si salimos debiendo lo que no tenemos, porque queríamos impresionar… delatamos a nuestro corazón y su sed de aprobación humana. Empiecen su vida juntos con la disciplina de gastar por debajo de lo que ganan. Es algo práctico pero profundamente espiritual. La atadura del materialismo es el vicio mejor aceptado en nuestra desgraciada sociedad y trágicamente camuflageada en la iglesia.

Acuérdense de la pareja que no tuvo chance de planear mayor cosa, pero que obedeció a la voz de Dios sin dudar. Que no tuvo gran aceptación social pero que sigue apareciendo en las páginas del libro más vendido de la historia. Acuérdense que jamás tuvieron sesión de fotos pero nunca hemos dejado de pintar cuadros acerca de la noche en que renunciaron a su comodidad para darle la bienvenida al Salvador entre olor a vaca y paja. Y nunca olviden que mientras ellos obedecían por amor, Dios había puesto en marcha a 3 que desde lejos traían regalos que suplirían lo que ellos necesitaban.

Que su riqueza y alegría sea Jesús y la salvación que proveyó para Su propia gloria. Que su vida juntos vaya en aumento de asombro ante tanto amor inmerecido… que su vida consista en que ustedes vayan disminuyendo y Él aumentando… que todo lo más espectacular y digno de aplauso, sea lo secreto, lo que nunca aparecerá en Pinterest.

 

Si quieren una ilustración que los deje absolutamente conmovidos y queriendo más a Jesús, vean esto…

 

*cita por Tim Keller.

 



Deje un comentario

>