>
rss search

No quiero ser conferencista

line No quiero ser conferencista

por Aixa de López

Señorita García, silencio. Señorita García, cállese. Señorita García y compañía, sepárense por favor. Señorita García… ¿puede dejar de hablar?

¡Dios me hizo llena hasta el copete con palabras! Siempre encontré como pintar historias y conseguirme un lugar con ellas y cuando pensó en redimirme, incluyó mi boca, porque empezó en mi corazón, que es de donde salen… cuando Dios nos salva y nos hace de nuevo, no borra los rasgos que pensó usar desde el principio para Su gloria, más bien, empieza a transformar nuestros amores y a encausar nuestras virtudes hasta dejarnos sin otra opción que alabarlo con el dominio propio que resulta de confiarle todo lo que somos. En su impresionante gracia, estoy aprendiendo a administrar y someter mi corazón y pensamientos a Su Palabra y entonces mis palabras salen diferente… hemos pasado de “Señorita García, cállese” a “¿A donde podríamos contactarla para que venga a hablar?”… en serio me impresiona este giro en mi historia. Ahora viajo muchas millas para que mujeres oigan lo que digo. ¡Qué locura!

No pierdo de vista el peligro y pienso… no quiero en absoluto ser conferencista. He conocido varios. Con pasaportes llenos de estampas, redes sociales atiborradas de likes, guardarropas y maquillaje a la orden del día, mil conocidos por todos lados… abren la boca para dejar a quienes les escuchan peor de cómo llegaron. Peor, porque se quedan igual pero piensan que todo cambió porque sus emociones fueron movidas por un par de horas y ahora quizás tienen una nueva lista de resoluciones o aun más afirmaciones acerca de sus ideas torcidas de todo lo piensan que merecen. Elevarse sólo para caer más fuerte. Ser conferencista es relativamente fácil, más si la base es el carisma y talento naturales. Estos se pueden desplegar majestuosamente sobre una plataforma, solo para luego empacar y largarse. Apantallar no requiere relación, permanencia o compromiso. Y tampoco someterse al Espíritu de Dios. Conseguir aplausos de gente que no te conoce es algo altamente peligroso para nuestras almas y las de ellos. Lo sé y por lo mismo he resuelto que no quiero ser conferencista. Más bien, quiero ser sembradora fiel en lo pequeño, privado y cotidiano. Quiero tener raíces y comer con gente que no se impresiona con algo de lo que hago porque me conoce en el peor de los momentos. Me he propuesto “salir” únicamente si procuro mantenerme anclada en la comunidad que el mismo Dios que me rescató, preparó para mi, no solo para protegerme de mi misma y del engaño que pudiera venir de afuera, sino en donde yo veo y busco oportunidades de arremangarme y ser incomodada al servirles.

Si me llaman para hablar, Dios me libre de montar una actuación sin sustancia y usar a mis oyentes para validar mi frágil auto-estima. Si viajo, que sea porque hago tiempo dentro de mi vida verdadera, en la cual estoy siendo constantemente probada, empujada, moldeada y conocida (por el Señor y por mi gente). Si doy una conferencia, mi deseo mas fuerte es abrir la boca para repartir de eso que me sostiene haciendo cosas difíciles que humanamente, no tienen sentido, por amor a mi prójimo, que al final son ovejas amadísimas del Pastor que dio Su propia vida para rescatarlas. No quiero ser conferencista, quiero ser una mujer humilde y fiel y administrar las palabras, el conocimiento y la plataforma que se me confíe creyendo, como dice Nancy Guthrie, que “la Palabra de Dios es suficiente para hacer el trabajo de Dios” y que es imposible entregarla sin la ayuda de Su Espíritu. Quiero ser un vaso en el cual se reparte el agua de vida eterna que tiene la capacidad de hacer crecer la semilla del Evangelio, porque sólo El tiene el poder de transformar, de traer de muerte a vida, mucho tiempo después de que yo regrese a desempacar mi ropa sucia.

Si llego a pararme para entretener, afirmar a mis oyentes en su egoísmo o estupidez o deseando agrandar mi propio nombre, que Dios sea quien me diga “señora de López, silencio por favor”.

Foto por Ronnie Mosley -Capturing grace around the world

“Ten cuidado de tu conducta y de tu enseñanza. Persevera en todo ello, porque así te salvarás a ti mismo y a los que te escuchen.” -1 Timoteo 4:16


21 comentarios

line
  1. Eneyda

    Qué palabras tan acertadas ❤ Dios continúe usandola en Su obra

    line
  2. Rolando García Ricci

    Siempre edificante, motivador y sencillo, me da mucho placer leerte, oírte. Estoy seguro que dos un Instrumento del Señor.

    line
  3. Guille Jiménez

    Muy oportuno en tiempos de farándula cristiana, influenciadores y palataformas llenas de todo menos de Dios. Gracias

    line
  4. Ligia

    La sigo en redes sociales desde hace un par de años y coincido con lo que predica. Alabo a Dios y le agradezco a El por usarla para ser luz y sal para la vida de muchas mujeres como yo 🙌🏼🙏🏼🙇🏻‍♀️

    line
  5. Andy Porcayo

    Aixa, cuánto me enseña mi Jesús a través de tu blog! Dios te bendiga!

    line
  6. Karla

    Excelentes palabras.👏🙌

    line
  7. Hellen De Muñoz

    Me conmueve que siendo pastora de una iglesia tan grande y como bien dice usted algunas es para llenarse de vanagloria y orgullo propio, usted sea tan especial para representar el amor de Cristo con tanta sencillez y humildad, es una bendición leer sus articulos y aunque no he tenido el gusto de leer su libro porque hasta en eso es humilde de no promoverlo a la fuerza en la iglesia sera uno de mis próximos a leer, es un gusto llamarla mi pastora y aunque no me conoce sepa que oramos por usted y por su esposo sus hijos en el ministerio de ayuno y oración de mi iglesia La Frater

    line
  8. Gaby

    Realmente aprendo cada vez más de usted, Dios la bendiga

    line
  9. Paola

    Que linda Aixa.
    Dios te guarde.

    line
  10. Pastora Aixa, muy agradecida por compartir lo que escribe, y me bendice que no es únicamente escribir bonito, Dios bendiga su vida y continue usándola para bendición de muchos!

    line
  11. Nadia Cartagena Tapia

    Orando por tu corazón amada Aixa! ❤️
    Me conmueven tus reflexiones, me impacta como Cristo me habla a través de Su Espíritu inspirándote a escribir.
    Gracias a nuestro Padre por darte entendimiento y llevar sus preceptos a la vida cotidiana, práctica, humilde y sencilla, pudiendo compartirlo de la misma forma a quienes te leemos.
    Gracias a Él por enamorarte del precioso Evangelio día a día y que eso destaque en cada una de tus publicaciones 😍

    line
  12. Rosi Mtz

    He estado orando y pidiéndole a mi padre que revele los dones que puso en mí a fin ponerlos en uso y glorificarle. Conozco algunos de ellos y aveces he sentido temor de ponerlos manos a la obra. Sin embargo sé que haberme topado con usted y observar su trabajo a Dios no es coincidencia! Me inspira en la obra de Dios y Dios mismo me revela y habla por medio de su testimonio de obra. Dios le bendiga aún más Pastora Alix!

    line
  13. Patricia Mazariegos

    Hola pastora Aixa, quiero que sepa hoy que algo me pasa cuando la leo. De principio a fin, le pone palabras muchas veces a mis pensamientos dichos o no y por eso me saca una sonrisa, me corrige a veces y algunas otras le pone bordes a mi mente, algo se ajusta dentro de mi, algo se mueve, algo se queda en mi mente. Gracias por todo eso.

    line
  14. Mónica Morales Proa

    Amén! Así sea todo cristiano…sabiendo que cualquier ministerio,oportunidad de servir…es pura gracia…nada que nosotros hayamos merecido, ni ganado!…

    line
  15. Tono ruiz

    Los aplausos y el reconocimiento no son para elconferencista esta percepción es erronea, esta adjudicación es vanagloria, el reconocimiento para el conferencista probienen del cielo no de los hombres.

    line

Deje un comentario