>
rss search

Montaña rusa 3: copos de nieve

line

Por Aixa de López

Dicen que es extraordinario que caiga nieve aquí, pero hoy mientras íbamos en el ferry, nevó y brinqué de alegría, nunca lo voy a olvidar.
Puse mucha atención para lograr ver algún copo sobre la ventana, pero eran tan delicados que al nomás tocar la superficie, se derretían. Es una maravilla contemplar a Dios haciendo milagros que se derriten y pasan demasiadas veces desapercibidos.
Más tarde, caminando en esas calles que parecen un set de película y llenas de turistas te dije: “y todo porque escribí”… “seguí escribiendo” me respondiste con tu chispa de siempre.

Si. Obedecer al Señor te lleva hacia pérdidas costosas. Nunca voy a decirte que cargar tu cruz es cosa fácil, pero también debo recortarte que obedecer puede llevarte hasta Londres para ver caer nieve.

Se deleita en nosotros, a pesar de nosotros. Se deleita en nosotros porque nos ve a través de lo que Jesús terminó.
Si yo me deleito al verte caminando maravillada por aquí y tu papá por fotos… y nosotros somos malos… ¿Cuánto más Dios? Él es el Buen Padre que se goza en darnos regalos para desplegar su bondad y paciencia. En confirmar que si Él inició este amor, Él lo sostendrá, y exactamente de allí viene nuestro deleite en obedecer. No porque nos dará premio, sino porque Él es el premio que ya se entregó.

Vivir para el Señor es una montaña rusa después de todo. Caídas estrepitosas llenas de angustia y trechos apacibles donde sus manos esculpen con el aire gélido las partículas de agua para volverlas obras de arte miniatura que se derriten y nos derriten el alma.

Y pienso en el libro. ¡Una palabra a la vez! A lo largo de tantos años… Tu obediencia en lo pequeño va afianzando tus raíces en ese Dios que se deleita en revelarte Su belleza. Copo a copo, se revela. Copo a copo, dale todo. ¿Quién puede predecir si no tiene pensada una avalancha?

“Porque el S EÑOR se deleita en su pueblo; adornará de salvación a los afligidos.”
‭‭Salmos‬ ‭149:4‬ ‭

Ver Montaña Rusa y Montaña Rusa 2: pérdidas.



Deje un comentario

>