>
rss search

Montaña rusa 6: Familia

line

Por Aixa de López

 

Se siente como una reunión familiar. Llegamos por tandas desde ayer y hoy, por fin juntos desde muchos puntos de América, partimos el pan. En Israel.

…en Israel…

Tener gente con la cual uno comparte ideas es lindo; contar con gente con la cual reír y llorar es un regalo; pero saber saber saber que uno ha sido conectado por el lazo irrompible de sangre redentora, es lo más poderoso del mundo porque no tiene fecha de vencimiento y está afuera de nosotros. Alguien incomparable en grandeza, sabiduría y bondad nos pensó para ser familia. Esto no es algo casual u opcional. Es intencional y necesario, de lo contrario Dios no lo hubiera provisto. Ser Cristiano y solitario es incompatible. Si nos salva, nos injerta en Su árbol genealógico y vamos conociéndonos en el camino. Todo comienza en el momento cuando vemos nuestra maldad y corremos a los pies de la Cruz, es allí donde estamos hombro a hombro un millón de veces aunque no lo sepamos, y de allí el sentimiento de familiaridad. Nos hemos encontrado adentro del mismo abrazo en nuestra angustia y son Sus brazos los que nos han cargado al mismo tiempo tantas veces… eso es. Por eso somos familia.

Aquí hay gente que he llegado a amar a la distancia. No todo en internet es basura. Dios redime el ciberespacio uniendo también por allí a Su familia… hay quienes pude abrazar hasta hoy y que nos han sostenido en oración desde hace tiempo; gente que ama a nuestra congregación sin conocerla.

Partimos el pan. En Israel. Podría haber sido en cualquier otro pueblo, y estaría rebalsando alegría, pero ¿estar aquí? ¿Donde Jesús literalmente anduvo? Significa demasiado. Algo tendrá planeado Dios porque no hay cabos sueltos en lo que Él traza.

Esta montaña rusa sigue. ¿Siguen conmigo?

Leer anterior Montaña rusa 5: Arca de Noé



Deje un comentario

>