Dios ve

Le mandé flores aunque jamás la conocí. Necesitaba hacer algo que le dejara claro que supe que existía, porque a veces decir “te veo” es lo más cercano a hacer justicia.

En parte se sintió ridículo. Por lo tarde –lo terriblemente tarde-. Por la enormidad del dolor y la magnitud de lo que tuvo que callar… ¿cómo se rellena un pozo cavado tan profundamente?… simplemente, no se llena. Al menos no de este lado de la eternidad. Uno llega, aunque sea por medio de flores que dicen “te veo”, y espera que Dios haga el resto, porque Él vive y ve.

Dios ve de manera completa, de adentro para afuera. Y allí nos podemos quedar a descansar, aunque el resto del mundo siga su rumbo ignorando o hasta aliviado por ese anonimato. Algunas historias no van a ser conocidas aquí. El mazo del juicio humano dicta sentencia apresuradamente …apresuradamente es cualquier juicio que se emite sin tener todos los datos, y todos los datos los tendremos hasta el día de Cristo…

Mírala… con hijos de diferentes papás”

“Es una cualquiera”

“¡Qué mujerzuela!”

Algún día sabremos cuántos hombres y mujeres caminan por allí como un milagro múltiple… porque vinieron sin ser deseados pero fueron amados igual, por mujeres que llevaban las de perder. Y perdieron mucho. Pero ganaron.

Y mientras tanto, Dios escucha a esas mujeres, esas palabras en su mente, las que prefieren ya no pronunciar porque piensan que no importan. Él besa a sus niños en la frente cada noche, los hace crecer, y ve cómo el resto de nosotros les colgamos etiquetas, apresuradamente. ¿A cuenta de qué? La gente que Dios escucha y defiende debería tenernos como aliados. La compasión que Dios derrama debería descongelar nuestros orgullos. Llegar a conocer una verdad nos obliga a decidir. Yo supe parte de esa historia, suficiente como para dejarle saber que a Dios le importa y si a Él le importa, a mi también.

Le mandé flores aunque no la conocí, porque conozco al Dios que nos hizo y conoce a ambas. Hemos llorado en el mismo regazo. Él la llama por su nombre.

“Me alegro y me regocijo en tu amor, porque tú has visto mi aflicción y conoces las angustias de mi alma.” -Salmo‬ ‭31:7‬ ‭

Suscríbete y recibe cada publicación en tu correo electrónico. Da clic aquí

4 Replies to “Dios ve”

  1. Gracias por tan hermosas líneas. Se juzga de manera muy ligera las acciones de las personas. Solo el Señor conoce la historia, porque El es quien ve nuestros corazones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *