>
rss search

Cuando un río llega al mar: planes para Lágrimas Valientes

line

Por Aixa de López

 

Hoy es uno de esos días que se sienten como el punto en donde se une un río con el mar. Dos extremos que nunca pensé que se juntarían, por gracia convergen hoy.

Nunca voy a olvidar que fue un 4 de julio que recorrí la limonada con Tita por primera vez y me enamoré como una tonta de la gente y del poder de Dios en medio de tanta debilidad. ¡Gracias a Él, que madura nuestros amores! Dejamos de ser enamorados torpes llenos de soluciones simplistas e instantáneas, y nos convertimos en amantes de Su voluntad… gente que se alegra en la esperanza (no en nuestros ideales superficiales), que muestra paciencia en el sufrimiento (porque lloramos pero sabemos que Él sabe) y que persevera en la oración* (no en insistir tocando en puertas equivocadas y con malos pedidos).

Y mucho ha pasado en estos cuatro años… ¡Alex y yo pasamos de ser papás de dos a ser papás de cuatro y Tita y Vidas Plenas pasaron de tener dos academias a tener (hoy exactamente) cuatro!

Es algo en lo cual quiero poner mi atención, porque mientras hay motines en una correccional de mi país y tantos opinan, quizás olvidando orar la pregunta ¿cómo me quieres usar allí Señor… Cómo puedo llegar antes Señor?, hay gente que se dedica a llorar con los que lloran y simultáneamente secan lágrimas porque traen consigo la esperanza viva. Tita podrá parecer frágil, pero esa mujer pone un pie en la primer calle en bajadita, y la oscuridad se disipa. Casi se ve como cuando anuncian un detergente líquido que cae sobre la grasa y la hace retroceder. Así.

He crecido. El campo del Señor nunca es estéril, Él hace nacer ríos en la soledad para regar La Palabra que ha sembrado y Su riego por excelencia son las lágrimas, creo que de allí es que se engrosa el río que fluye de Su Espíritu… Y hoy uno de mis ríos desemboca en el mar, porque otra cosa que pasó en estos cuatro años es que mientras yo quería bajar y caminar esas callecitas, Dios me mandó a amar a la distancia y me dio palabras. Tita me dijo: hay que tenerle miedo a una sola cosa: no hacer Su voluntad… donde Dios te tiene, allí te necesita. Y aquí estoy, cuatro años más tarde y un libro después, viendo mi rio tocar el mar.

Dios me dio palabras para contar de Él… y me dio un esposo que me hizo publicarlas… y los trajo a ustedes a leer… y añadió amigos que añadieron amigos… y recorrí latinoamérica sin darme cuenta y sin subirme a un avión… y las palabras volaron hasta las páginas que se juntaron para hacer Lágrimas Valientes… y recordé un lugar donde las vi correr: allí en esas callecitas he conocido historias que me impresionan porque entrelazan dolor intenso y gozo ilógico. Escribí un libro y ahora en verdad es Corazón A Papel… Este libro cuenta la Verdad de un Dios que no nos impide llorar, sino más bien usa lágrimas para dejarnos verlo mejor… he entendido que este amor que se nos entrega por gracia, se devuelve de la misma manera.

Quiero que más niños sean arrancados de las garras de Satanás. Quiero unirme a este ejército cuya bandera es el amor. Quiero ser una gota más en ese mar y que mis -nuestras- lágrimas hagan olas.  No puedo bajar a caminar a la Limonada a diario, pero quiero estar presente de alguna manera… por eso Alex y yo hemos decidido que todo lo que genere Lágrimas Valientes, mientras exista, será destinado a Vidas Plenas y honestamente, no sé cuánto sea eso… pero si podemos juntos sostener a un solo niño, a un solo maestro, esto ha valido la pena… aunque sospecho que Dios tiene algo más grande en mente, porque ustedes van con nosotros.

Escribo porque el mensaje no es mío y porque sé que ustedes son reales, porque lloran y he sentido que de alguna manera los acompaño… Hoy los invito a unir nuestros ríos y llegar juntos al mar, le pido al Señor que este libro traiga verdadero alivio y esperanza viva en medio de este mundo pasajero, a ustedes y a muchas familias de La Limonada que quizás jamás conoceremos pero que son conocidas y amadas por Dios.

Lágrimas valientes será presentado por Lifeway (B&H) durante la conferencia Expolit en Agosto de este año, lanzado en Guatemala después de eso y a la venta en todos lados en Octubre.

Para conocer más de Vidas Plenas click aquí.

“Alabado sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre misericordioso y Dios de toda consolación, quien nos consuela en todas nuestras tribulaciones para que, con el mismo consuelo que de Dios hemos recibido, también nosotros podamos consolar a todos los que sufren.” 2 Corintios 1:3-4

*Romanos 12:12

 



Deje un comentario

>