>
rss search

next page next page close

Beso celebrable

Beso celebrable

Acabo de besarla. A la primera, porque las otras dos ya duermen. “Feliz noche. Mañana es un día largo, dormíte”… “adiós mami”. Cierro la puerta y pienso en la que hoy besa a la suya por última vez. Mañana también será un día largo para ella, por razones diferentes. Razones impensables. Quizás sea el día más largo de su vida, porque toca empezar la espera de verse otra vez, -Dios sabe cuando- para encontrarse hasta en la meta.

Me quito la ropa que usé en el día y me envuelvo en la ropa que se siente como abrazo. Eso es necesario especialmente en noches como esta.

Es increíble cómo un beso transporta. La beso un poco más intencionalmente esta noche, porque tengo más presente que no es para siempre. La beso enterrando mis labios un poco más a fondo en su cachete aún tan suave como cuando tenía meses, paso rápido mis dedos por su sien… ¡cuánto crece el cabello en 17 años!… y retrocedo a los días de la cunita… cuando con luz tenue la besaba y trataba de memorizar sus pestañas y su cabeza solamente cubierta de pelusa. Cuando oraba que no se despertara -al menos por un par de horas-. Y pienso en la que mañana devuelve la semilla a tierra. La que tendrá que confiar en que arrullar a su preciosa una sola vez era lo perfecto. Qué volverá a su casa a tener qué decidir qué hacer con tantas cositas de color rosado que se quedaron nuevas. Que tendrá que conocer más a Dios, caminando por un corredor que jamás hubiera escogido. Pienso en el dolor de ver al resto del mundo celebrar mientras ella y los suyos lloran.

La navidad barata es “incelebrable” para los rotos de corazón… esa navidad sentimental que anuncia deseos superficiales de felicidad y anestesia emocional, esa que sólo se trata de nosotros… esa es “incelebrable” para los que han sido devastados.

Pero la real… la verdadera navidad es exactamente para ambas. Para la que despide su sueño de ver crecer a su hija, y para mi, que tiendo a olvidar que verlos crecer no es el punto. Dios se puso la ropa más incómoda al visitarnos en la persona de Jesús. Fue besado por su madre miles de veces… (y la puedo ver enterrando bien sus labios cada vez, porque siempre supo que no lo vería envejecer).

Es fácil enfocarnos en la escena uno: la del pesebre -con los papás sonrientes, los animales echados al lado, el establo calientito, los pastores adorando, el coro de ángeles- y perdemos de vista que en nuestro peor día, el Rey del universo sabe y siente lo que estamos pasando, porque el propósito de la primera venida fue la cruz y la resurrección. Una vida dolorosa a un grado humanamente desconocido y una vida perfecta, humanamente inalcanzable. Todo, con tal de pagar la factura de nuestra traición y no sólo dejarnos libres, sino darnos firma en la herencia que sólo a Él correspondía: ¡ser llamados hijos! ¡Eso si que es celebrable! Llegará el día cuando nos despertaremos de nuestras peores pesadillas y veremos que El que nos espera es quien nos ha besado mil veces con ternura y ha llorado con nosotros. Esto que vivimos hoy, no es para siempre. Su beso es.


next page next page close

La mesa y el corazón

La mesa y el corazón

Por Aixa de López

Subestimamos demasiado la hospitalidad. Recibir a gente en la casa y poner un lugar (o muchos) extra en la mesa nos debe caracterizar -a los seguidores de Jesús- porque indica que cada persona tiene un nombre y un valor que nos interesa. La gente que Dios nos da… nos la da para que nos demos…

Si. Es más cómodo mantener la distancia y guardar las apariencias, pero es santo sentarnos en la sala, pasar a la mesa y hacer un desastre la cocina… El pueblo de Dios no sana el mundo con tácticas superficiales; se mete al lío de entablar relaciones donde haya cancha para desarrollar un amor que nos haga resilientes, donde haya suficiente tierra para echar raíces.

No se puede ser del pueblo de Dios sin ser familia, y no se puede ser familia sin abrir la casa.

Abramos la casa para abrir el corazón para dar espacio para las risas y las lágrimas. Seamos discípulos del que lavaba pies y preparaba comida…


next page next page close

Oración por un hijo varón

Oración por un hijo varón

Por Aixa de López

Señor, gracias por darme esta herencia, reconozco que mi hijo te pertenece.

Te pido que lo persigas y lo venzas, lo atraigas hacia ti y le concedas verte.

Que sea fortalecido en lo íntimo de su ser, al conocer el amor alto, ancho, largo y profundo de Cristo, que lo ha sostenido desde siempre. 

Que proveas para su vida otros hombres llenos de tu Espíritu que te amen a ti más que a sí mismos o a él, para que en verdadera comunidad, camine en disciplina y gozo. 

Que su fuerza sea llorar su debilidad ante . 

Que sueñe tus sueños y haga Tu voluntad. Que su ambición sea una vida generosa en servicio y sacrificio, que sea el líder en pedir perdón y perdonar. 

Que su vida privada sea lo más honroso para . Que clame para ser íntegro en lo íntimo de su corazón.

Que su seguridad sea saber que es aceptado por el Padre por el trabajo terminado de Jesús a su favor, y no por los logros que se pueden colgar en la pared. 

Que su corazón anhele la Palabra, para que todos los días y poco a poco, muera él y vivas Tú.

En el nombre de Jesús,

Amén

Basada en Efesios 3:16-19

Originalmente publicado en el libro Oraciones y Reflexiones.

*Fotos por Aixa de López, Manuel Aldana y Fredy Cándido


next page next page close

Carta para Fulano

Carta para Fulano

Por Aixa de López

Me escribió respetuosa pero desesperadamente. No sé cómo se logra eso en 140 caracteres, pero lo hizo. Y debe ser, que Alguien más fuerte, grande y compasivo estaba detrás de esto.

Un muchacho de otro país que hacía un par de años había sido rescatado por Jesús, me contó su tremendo dilema: a pesar de luchar y rogar sinceramente, aún sentía atracción hacia otros muchachos. 

Me tomó meses publicarlo. Me debatía sobre hacerlo o no, pero el Amor y ternura que siento se volvió más que carga, en una necesidad de ser compartida. He llegado a imaginar que si este joven se atrevió a confesarlo y escribirme, habrán una docena… ¿un centenar… o mil? Que jamás lo harán, pero quizás en este medio masivo, se pueden sentir a salvo y suficientemente anónimos como para leer algo más que condenación y soluciones cliché.

Esta carta va dedicada a los que sufren en silencio y lloran de vergüenza porque sinceramente tratan y no logran “arreglarse”.

Esta es la versión extendida de la carta real que le mandé a este hermano mío…

Querido Fulano:

¡wow! Fulano… primero debo agradecerte la confianza que me has tenido para darme a conocer esto. El Espíritu Santo está trabajando en ti. Sin esa incomodidad e insatisfacción profunda, no sentirías necesario extender la mano para pedir auxilio.

Lamento admitir que la iglesia en general abarca este tema con demasiada simpleza, escaza empatía y a veces hasta tremenda crueldad y me alivia saber que estás insatisfecho… ¡porque Dios no te piensa dejar! Él es tan bueno en verdad…

Lo primero que debo decirte es la verdad… el mundo te grita que vivas TU verdad, que si no satisfaces TUS deseos y TU versión de felicidad, vas a morir incompleto e infeliz. Pero no es cierto. El Jesús al que has decidido seguir nos invita a tomar nuestra cruz, ir contra la corriente (aún de nuestra corriente privada) y experimentar algo que no se encuentra por ningún otro lado.

El meollo del asunto es dejar de enfocarte en tu desempeño y comiences a enfocarte en Jesús y sudesempeño perfecto. Jesús intercambió voluntariamente lugares contigo para que su record y vidas perfectas, estuvieran a tu nombre, para que pudieras venir a Su Padre y ser adoptado como hijo, y Él no te viera a ti y tu vida rota, sino a Jesús y su belleza. Nuestra paz, es que Dios primero llama, y luego transforma. No al revés. Él nos amó cuando estábamos muertos en delitos y pecados. Esta historia de amor, la empezó Él, no tú. El sabe TODO de ti y siempre lo ha sabido, y aparece cada mañana con ese mismo amor.

A medida que veas el valor -y la locura- de ese intercambio, vas a tener más afecto por Cristo y serás satisfecho. Todo lo demás será añadidura. El “secreto” de la santidad no es la fuerza de voluntad, Fulano, es confiar. Confiar en que Jesús y el gozo que ofrece si mueres a ti, será infinitamente superior a dar tu brazo a torcer cuando la tentación llegue a la puerta. Es cosa de confianza, no de fuerza.

Y nunca olvides que todos los que entraremos al cielo, lo haremos únicamente porque el Dueño nos regaló el derecho porque Él es bueno, no porque nosotros lo seamos, y porque llevamos una hermosa y enorme estampa encima que dice: Pecador Arrepentido. Nadie puede verte para abajo, porque tu lucha sólo varía en la forma. Todos pelean sus diferentes luchas y todos vamos en el mismo barco. Además, habrán luchas por pelear hasta el día en que muramos, para muchos es la mentira, para otros es la glotonería y para ti es el homosexualismo. La promesa es que seremos perfectos por la gracia que nos lava y cubre y el día de llegar a casa, seremos libres completamente. Persevera.

Te digo… la solución no es que las señoras del ministerio de oración te consigan con quién casarte. Mucha gente heterosexual no vive una vida satisfecha en Cristo y se casa por las razones equivocadas. Quizás nunca te cases, eso no es pecado. Conozco gente soltera que vive satisfecha en Jesús y su existencia es feliz y plena. Llena de vida, de servicio al prójimo y de relaciones preciosas. Dios los hace habitar en familia de manera diferente. En santidad. Él siempre provee. Quizás… quizás, no se trate de encontrar esposa, sino de encontrarte en Quien más te ama en toda la galaxia!!

Una última cosa: sos hombre. Hombre es el que corre a Cristo sin máscaras y llora por ver muy claro su pecado y muere a sí mismo por el bien de otros y para la gloria de Dios. No te quepa duda. Jesús es el máximo ejemplo de hombría porque no hizo lo que tenía ganas de hacer sino lo que era la voluntad de su Padre.

Tu vida tiene propósito. Escóndete en Jesús y cuando te acerques al Padre escucharás lo que le dice a Él: “este es mi hijo amado, en quien tengo complacencia”. Eres suyo, y Él no abandona la obra de sus manos.

En Cristo,

Aixa

PD: Les comparto algunos recursos excelentes respecto del tema…

Series en Aviva Nuestros Corazones

Conferencia Por Su Causa 2019 (ir hasta abajo)

Libro Revolución Sexual

Libro Chica Gay Dios Bueno

Este escrito fue publicado en mi libro Lágrimas Valientes (Lifeway 2017)


next page next page close

Agua limpia y fuego

Agua limpia y fuego

Por Aixa de López

Miraba a su alrededor y esos volcanes de logros, dinero y propiedades, resultaban siendo nada. Alcanzar todo lo que uno en su carne sueña y descubrir que no es suficiente, es una de las más grandes dichas que pudiéramos recibir, aunque es humanamente imposible que lo lleguemos a desear. Es gracia común cuando se llega al fondo de la felicidad que uno mismo fabrica. Cuando Dios permite que se junten nubes negras que traen lluvia al corazón de un hombre de mente brillante, puede que esté a punto de inundar de esperanza otras miles –o millones– de vidas. La luz llega a las vidas solamente a través del quebranto de alguien, y el agua igual.

Su abuelo siempre les decía “ningún árbol come sus propios frutos, fuimos hechos para dar” aunque confiesa que por años -40 para ser exactos- no comprendió esas palabras y fue hasta ese punto cuando se animó a preguntarle a su hermana, una trabajadora social dedicada a llevar agua saludable a comunidades en riesgo, cómo podía servir en su fundación; así comenzó el camino hacia una nueva dicha, una que no había conocido. Y todos los detalles a lo largo del trayecto, son una colección de parábolas…

 

Nos explica del barro -tomando un poco de la muestra entre sus manos- la materia prima que necesita tener ciertas cualidades. Este viene de Rabinal, un lugar a unas 6 horas de la planta de producción. “Quizás sea ineficiente hacerlo así, pero esta es la arcilla perfecta… es arcilla de tres mil añosHemos probado otras y no funcionan igual”. La humedecen, moldean y rellenan de aserrín, que expuesto al calor extremo, eventualmente se convierte en el carbón que quitará los sabores y olores indeseables. Cada pieza se marca y coloca en anaqueles que gozan de la circulación del aire natural, haciendo posible que esta sea una línea de producción completamente verde. Un alfarero francés vino y ayudó escoger el terreno y a diseñar los techos para no usar un sólo ventilador. Evidentemente, el corazón del Sr. Wilson se desborda cuando habla… seguimos caminando y dice “todo el proceso importa, ¡pero esto… esto es de precisión!” Haciendo una pequeña pausa de emoción señalando al horno.

Momentos antes nos había recibido con una alegría que no pide prestada, que le ha sido dada a raíz de descubrir la fuerza imparable que es servir a su prójimo. El recorrido por la fábrica es una mezcla perfectamente entrelazada de ética laboral, justicia social, historia familiar y redención personal… y es completamente fascinante porque todo lo bueno, justo y puro, tiene un sólo origen, aunque no sé si siempre nos demos cuenta.

Es asombroso descubrir que lo que hace posible que yo tome agua cada día sin morir, sea el fuego (aunque parezca dramático decirlo, es el agua contaminada lo que mata mas personas en el mundo). A menos que se respete el tiempo, temperatura y longitud del proceso, todo resultaría inútil y serían al final, simples macetas. Solamente cuando son sometidas a ese pequeño infierno, serán completamente útiles para hacer lo que necesitan ser… y veo a los trabajadores de esta fase, especialmente atentos. La supervisión es elemental y hasta el hecho de abrir el horno requiere entrenamiento especial, o se echan a perder las piezas. La etapa más determinante del proceso es la mejor atendida. La parte más difícil es la más cuidada… ¡un increíble consuelo para esta vasija! El responsable es el mas invertido en que todo esto resulte bien, aunque momentáneamente parezca estar matando su creación.

Y allí no termina todo. Al enfriarse, deben ser sometidas a prueba… me suena familiar. Muy familiar…

Hace bien al alma observar de cerca las vidas que ya caminan con miras a lo que no se puede ver, esos que están felizmente obsesionados con servir y dejar un legado de generosidad. Nos hace bien observar el agua limpia que sale de las almas que han sido pasadas por fuego, a los árboles que se volvieron bosque porque han regado semillas por todos lados.

Para conocer más sobre ecofiltro ir aquí.

Gracias por invitar a Alianza Cristiana para los Huérfanos e invertir en inspirarnos.

Fotos por Aixa de López


next page

Beso celebrable

Acabo de besarla. A la primera, porque las otras dos ya duermen. “Feliz noche. Mañana es un día largo, dormíte”…...
article post

La mesa y el corazón

Subestimamos demasiado la hospitalidad. Recibir a gente en la casa y poner un lugar (o...
article post

Oración por un hijo varón

Señor, gracias por darme esta herencia, reconozcoque mi hijo te pertenece. Te...
article post

Carta para Fulano

Me escribió respetuosa pero desesperadamente. No sé cómo se logra eso en 140...
article post

Agua limpia y fuego

Miraba a su alrededor y esos volcanes de logros, dinero y propiedades, resultaban siendo...
article post